¿Es la “domesticación” del laborismo la base de la victoria de Keir Starmer?

La mayoría absoluta laborista no ha sido fruto del giro a la derecha que representa Starmer y la purga de Jeremy Corbyn del partido

Este sábado, Pablo Híjar publicaba en AraInfo un artículo que bajo el título de ‘Las otras elecciones’, pretendía dar una visión distinta al discurso mayoritario expendido por los grandes grupos de comunicación sobre las elecciones generales celebradas en Gran Bretaña y en el norte de Irlanda.

El artículo centra su mirada en cuatro cuestiones. De un lado compara las cifras obtenidas por el Partido Laborista desde el 2015 para poder entender la evolución de su voto. De esta forma podríamos comprobar si resulta verídico ese relato, asentado entre muchos opinadores habituales, de que la mayoría absoluta de Starmer se debe a la purga de Jeremy Corbyn, así como a una parte importante del ala izquierda del partido.

El artículo también utiliza esa misma serie histórica para medir la correlación entre las mayoría absoluta obtenida por Starmer y los titulares estilo a “mayoría apabullante del laborismo” o “Starmer arrasa en las elecciones generales”.

Pablo Híjar concluye, como lo hará cualquier persona que pueda observar los datos, que el domesticado laborismo de Starmer no ha logrado unos resultados tan “espectaculares” como se ha pretendido trasladar, y ni mucho menos su liderazgo puede ser entendido como un revulsivo que impulsó la victoria laborista después de 14 años de reinado conservador.

La “pequeña gran victoria” de Corbyn en su circunscripción, imponiéndose de forma holgada al candidato oficialista, también tiene un necesario pasaje en este relato de “las otras elecciones”. Esa victoria reforzaría precisamente la negación de ese discurso que pretende ligar la victoria laborista al “destierro” de Corbyn y de las ideas más a la izquierda dentro del partido.

Otra de las miradas del artículo se posa sobre la cuestión palestina, muy presente en el devenir del Partido Laborista en los últimos años y que ha hecho que el partido pierda algunos asientos clave en el parlamento. Son varias las circunscripciones donde los laboristas han perdido frente a candidatos que han defendido las aspiraciones del pueblo palestino frente al colonialismo sionista. Y otras tantas, por desgracia, donde esa fractura ha permitido a los conservadores lograr asientos en el parlamento.

La tercera mirada se gira hacia el norte de Irlanda, donde el Sinn Féin logra por primera vez la primera posición en unas elecciones generales obteniendo siete representantes, que no tomarán el acta.

Sin más, te invitamos a su lectura.

Newsletter

Boletín
Socialista

Toda la información de Manifiesto por el socialismo en tu mail.

¡Regístrate para recibir nuestro boletín socialista!

¡No enviamos spam! Siempre podrás editar o eliminar tu suscripción con un "clic".

Tienda

¡No te lo pierdas!

Archivos

Otro contenido