Foto. Manuel Fernández Minaya

Esta semana me he enterado por la prensa que el ayuntamiento quiere entregarme el próximo ocho de marzo una condecoración por “mérito en el desempeño con distintivo rojo” por la intervención que tuvimos en el incendio de la calle Mozárabes el pasado trece de enero, donde se produjo un incendio de grandes dimensiones y rescatamos a un ocupante de la vivienda.

Mostrando mi agradecimiento, les comunico que voy a rechazar dicha distinción, ya que para mí no tiene sentido una distinción individual en un trabajo colectivo como el que tenemos. También cabe decir que apagar un incendio o rescatar a personas esta dentro de las tareas, que aunque no se den todos los días, son habituales de nuestro trabajo, con lo que sigo sin ver ningún motivo para dicha condecoración.

Me parecería más interesante que si el ayuntamiento, con el Alcalde a la cabeza, quisiera reconocer el trabajo de los bomberos, analizaran mínimamente lo que pasó en ese incendio. Podrían preguntarse por que fuimos tres bomberos en vez de seis como dice el protocolo. Podrían preguntarse por qué se intervino sin equipo SOS de seguridad. Podrían preguntarse por qué tuve que ejercer de oficial sin serlo. Podrían preguntarse por qué la mitad del personal diario estaba atendiendo un accidente fuera de Huesca. Podrían preguntarse por qué ese día había tres camiones fuera de servicio. Podrían preguntarse por qué todavía no se ha renovado el convenio con la Diputación Provincial de Huesca para atender emergencias fuera de Huesca de manera segura. Podrían preguntarse por qué trabajamos en unas instalaciones que no cumplen con la normativa de seguridad y salud en el trabajo. Podrían preguntarse por qué este servicio carece de una jefatura técnica como marca la ley. Podrían preguntarse muchas cosas.

Tengo la suerte de tener un trabajo que me encanta y el orgullo de compartirlo con un gran equipo profesional y humano, ese es mi mejor reconocimiento. Así que si el ayuntamiento quiere reconocer el trabajo de este servicio, recomiendo humildemente que se pongan manos a la obra a solucionar las cuestiones que les planteo.

Atentamente:

Mario Gonzalvo, Bombero del Ayuntamiento de Huesca