En recientes fechas un «bombero del Ayuntamiento de Huesca» saltaba a la palestra por una carta abierta dirigida al Alcalde de la ciudad en la que renunciaba a una condecoración que publicamos el pasado 4 de marzo. Él es Mario Gonzalvo, delegado de CGT y efectivamente bombero municipal de Huesca.

El Ayuntamiento de Huesca, el 8 de marzo, pretendía reconocer la labor de Mario y otros dos compañeros en dos meritorias actuaciones. Sorprendentemente los tres bomberos renunciaron a la condecoración con distintivo rojo.

¿Cuales son los motivos de esta renuncia? Hablamos con Mario para que nos lo explique.

También puedes leer…